Noticias

OIT: Fin de las reservas del fondo de pensiones de la CSS.

Published

on

Ciudad de Panamá, 19 sep (EFE).- La Organización Internacional del Trabajo (OIT) alertó del «agotamiento en el 2024 de la reserva total» de uno de los subsistemas de pensiones del seguro social de Panamá, en un informe en el que presentó recomendaciones para su reforma, entre ellas que el país ratifique el Convenio 102 sobre la seguridad social.

El informe «Valuación actuarial del sistema panameño de pensiones al 31 de diciembre de 2019», fue solicitado a la OIT en el marco de un diálogo tripartito que desde comienzos de 2021 busca vías para reflotar el deficitario sistema de pensiones, conformado por el subsistema exclusivo de beneficio definido (SEBD) y el sistema mixto (SM).

El documento fue difundido este lunes por la Caja del Seguro Social (CSS), que dijo en un comunicado que está a la espera de la confirmación de la misión de la OIT para presentarlo en la llamada «mesa del diálogo nacional por la CSS».

Entre las conclusiones vertidas en el informe está que en 2024 ocurrirá «el agotamiento de la reserva total del subsistema exclusivo de beneficio definido (SEBD)».

Esa situación, aunado a la reducción progresiva de los cotizantes activos y el incremento acelerado esperado en la cantidad de nuevas pensiones, creará una fuerte presión en el financiamiento del creciente gasto del subsistema, indicó el informe.

«Como resultado directo de lo anterior, el Estado deberá identificar nuevas fuentes de financiamiento para cubrir el déficit creciente, ya sea mediante la redefinición del fideicomiso actual, o el incremento de las transferencias o a través de otro instrumento alternativo que se defina», señaló la OIT.

En el marco del diálogo tripartito, añadió la OIT, «se recomienda avanzar en la discusión y definición de las opciones de reforma del sistema de pensiones».

«Los escenarios de reforma idealmente deben contemplar una visión que apunte hacia la garantía de la sostenibilidad del sistema panameño de pensiones en todo su conjunto (SEBD y SM), incluyendo una efectiva acción protectora de la población asegurada, y la consideración de un entorno para su funcionamiento cambiante y retador».

Las reformas, sostuvo la OIT, «deberán de tener como norte los principios de la seguridad social, entre otros los de universalidad, solidaridad, suficiencia de las prestaciones y la sostenibilidad financiera y económica».

Ante el inicio del «diálogo nacional por la CSS», el presidente panameño, Laurentino Cortizo, pidió en enero de 2021 creatividad en esta discusión y que no se afectaran factores como la edad de jubilación o el monto de la cuota obrero-patronal, entre otros.

Además de apuntar las deficiencias en el diseño mismo del sistema de pensiones del seguro social panameño, la OIT señaló que el desempeño «favorable» de la economía del país durante varios lustros «no parece traducirse en mejoras en los indicadores de formalización laboral, ni de la cobertura contributiva de la CSS, limitando las opciones para consolidar el acceso a la seguridad social para una proporción importante de la fuerza de trabajo».

Destacó además que «Panamá integra la lista de países de América Latina y el Caribe que no han ratificado el Convenio 102 de la OIT, el cual establece parámetros y disposiciones mínimas en materia de seguridad social».

Por eso recomendó «someter al diálogo social tripartito la discusión para avanzar hacia la ratificación» de dicho convenio, que es «una norma internacional que proporciona puntos de referencia para garantizar sistemas de seguridad social eficaces, equitativos y sostenibles, anclados en una base de derechos y obligaciones claramente definida». EFE

gf/fa/enb

Comments
Salir de la versión móvil