Connect with us

Ambiente

Smithsonian informa: Los bosques secundarios ayudan a restaurar las fuentes de agua dulce en paisajes degradados

Publicado

en

Los análisis de comunidades microbianas en arroyos a través de diferentes tipos de uso de suelo sugieren que la reforestación pasiva restaura rápidamente la calidad del agua en las cuencas hidrográficas de tierras bajas tropicales

Material Promocional – Instituto Smithsonian

Una nueva investigación, publicada en Scientific Reports por la becaria postdoctoral del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI) Karina Chavarría y sus colegas, muestra que las comunidades bacterianas en los arroyos adyacentes a los bosques secundarios jóvenes se recuperan al punto de parecerse a las comunidades bacterianas de los arroyos de bosques maduros en tan solo una década después de que el ganado se ha removido del sitio, y que estas comunidades son robustas durante todo el año.

Material Promocional – Instituto Smithsonian

Estos resultados llegan en un momento crítico. El 2021 marca el comienzo del Decenio de las Naciones Unidas para la Restauración de Ecosistemas, que tiene como objetivo prevenir, detener y revertir la degradación de los ecosistemas en todo el mundo. El Proyecto Agua Salud, una colaboración con la Autoridad del Canal de Panamá y el Ministerio de Ambiente en Panamá, y donde se llevó a cabo esta investigación, es una de las muchas iniciativas de STRI destinadas a comprender los impulsores y las consecuencias del cambio ambiental.

Las lecciones aprendidas de estudios a largo plazo de ecosistemas forestales en diferentes usos de la tierra y eventos climáticos extremos en Agua Salud informan nuestra capacidad para restaurar y mantener los bosques tropicales. Con sus diversos arroyos y ríos distribuidos a lo largo de cientos de hectáreas, Agua Salud también ofrece una plataforma única para estudios hidrológicos.

El agua es un recurso clave para la vida en la tierra. La gente depende de los arroyos y lagos para alimentarse y divertirse. Los microbios son los componentes menos apreciados de los sistemas acuáticos, pero son ingenieros tras bastidores que garantizan la calidad del agua mediante el ciclo de nutrientes y energía. Cuando los arroyos se contaminan o los paisajes circundantes se degradan, las comunidades microbianas cambian, arriesgando su capacidad para ayudar a mantener los procesos naturales y, a menudo, permitiendo que florezcan bacterias dañinas.

Material Promocional – Instituto Smithsonian

Chavarría y sus colegas tomaron muestras semanales de arroyos rodeados de bosque maduro, bosque secundario joven, sistemas silvopastoriles y pastos tradicionales durante un período de dos años en el sitio de Agua Salud de STRI. Midieron diferentes aspectos de la calidad del agua y filtraron muestras de agua para extraer y secuenciar el ADN bacteriano en estas corrientes.

Encontraron comunidades similares en arroyos rodeados de bosques jóvenes secundarios y maduros, pero comunidades distintas y menos diversas en arroyos de pastoreo de ganado. En particular, la comunidad bacteriana en la corriente silvopastoril cambió estacionalmente, siendo la comunidad bacteriana de la estación húmeda como los bosques y la comunidad de la estación seca similar a la pastura tradicional.

“El bosque ribereño ayuda a proteger el arroyo silvopastoril de los impactos del ganado en la estación húmeda, pero en la estación seca, cuando las vacas se congregan en el arroyo para beber y buscar sombra como una forma de evitar el sol abrasador, el aumento de la perturbación y las entradas fecales hacen que la comunidad bacteriana en el agua se parezca más a la de los pastos de ganado tradicionales”, comentó la científica de STRI Kristin Saltonstall, asesora de Chavarría y colaboradora en el proyecto.

“Es importante que el ganado no acceda a los arroyos y que su agua potable se suministre cuesta arriba durante la estación seca para garantizar la calidad del agua durante todo el año”, comentó Jefferson Hall, director de Agua Salud y colaborador del proyecto.

Los sistemas silvopastoriles, donde los árboles se plantan en pastos tradicionales para el ganado y los corredores forestales a menudo se mantienen a lo largo de los arroyos, han ganado mucha atención en los últimos años. Si bien el jurado aún puede estar deliberando sobre si estos sistemas brindan todos los beneficios ambientales que afirman los promotores, está claro que tener una zona de amortiguamiento forestal alrededor del arroyo es beneficioso con respecto a la calidad del agua y las comunidades bacterianas del agua del arroyo.

Material Promocional – Instituto Smithsonian

“Nuestros resultados agregan una dimensión importante al creciente cuerpo de investigación sobre la capacidad de la biodiversidad asociada con los bosques secundarios tropicales jóvenes para recuperarse rápidamente, con implicaciones para la salud humana y un medio ambiente saludable”, comentó Chavarría.

Los esfuerzos de mitigación realizados durante esta Década de Restauración de Ecosistemas determinarán nuestra calidad de vida para las generaciones venideras. La investigación de Chavarría brinda esperanza, ya que muestra que la reforestación pasiva, donde se permite que los bosques se recuperen después de la extracción del ganado, puede restaurar muchos aspectos de la calidad del agua en cuestión de años. Estudios como este proporcionan datos muy necesarios y demuestran cómo la ciencia puede informar las políticas y la práctica, contribuyendo a un planeta sostenible.

El Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, en ciudad de Panamá, Panamá, es una unidad de la Institución Smithsonian. El Instituto promueve la comprensión de la naturaleza tropical y su importancia para el bienestar de la humanidad, capacita estudiantes para llevar a cabo investigaciones en los trópicos, y fomenta la conservación mediante la concienciación pública sobre la belleza e importancia de los ecosistemas tropicales.

Anuncio
Comentarios

Ambiente

Panamá logra récord de 97% de generación eléctrica limpia en septiembre

Publicado

en

Por

Ciudad de Panamá, 3 nov (EFE).- El 97 % de la energía eléctrica producida en Panamá en septiembre pasado provino de fuentes limpias, un nuevo récord para este país que avanza en la implementación de un programa de transición energética, informó este jueves el Gobierno.
Datos de la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP), señalan que la energía limpia provino en un 91,09 % de fuentes hidráulicas (agua), en un 5,82 % de fuentes fotovoltaica y eólica (sol y viento), y el resto de otras fuentes, informó la Secretaría Nacional de Energía (SNE).
La Secretaría de Energía destacó que «Panamá fue reconocido internacionalmente como el octavo país generador de energía limpia, después que en julio pasado se alcanzó el récord de 95 % de energía limpia en la matriz nacional, es decir, proveniente de fuentes renovables».
Adicionalmente, indicó el organismo estatal, la capacidad instalada para energía renovable alcanza 3.926 megavatios (MW).
«El Gobierno a través de la Secretaría Nacional de Energía continúa impulsando acciones climáticas sustanciales encaminadas al desarrollo de las estrategias de la Agenda de Transición Energética».
Estas son «lograr el Acceso Universal a la Energía y Reducir la Pobreza Energética en el país; lograr progresivamente la Movilidad Eléctrica tanto en el sector público como en el privado; sentar el Uso Racional y Eficiente de la Energía, lo cual incluye la reducción del consumo eléctrico y del consumo de combustibles, entre otros; incrementar la Generación Distribuida y el desarrollo de la Innovación del Sistema de Interconexión Nacional».
El secretario panameño de Energía, Jorge Rivera, dijo en una entrevista con EFE en septiembre pasado que Panamá trabaja en una transición energética «alineada» con los objetivos de descarbonización y de un balance entre seguridad energética, accesibilidad y costos para los ciudadanos.
Rivera citó datos de 2021 de la Organización Latinoamericana de Energía (Olade), según los cuales «de los diez países del mundo con matrices eléctricas más limpias, ocho son de América Latina».
Y Panamá «es el número ocho del mundo en esa matriz eléctrica renovable. Estuvimos por encima del 80 % de nuestra matriz eléctrica renovable, pero tenemos países latinoamericanos con casi un 100 %. Así que tenemos una gran ventaja a la hora de hablar de matriz energética», aseguró. EFE
gf/eat

Sigue leyendo

Ambiente

Nombran a nueva especie de rana nativa «Greta Thunberg»

Publicado

en

Un grupo internacional de biólogos, liderado por biólogos panameños y suecos, descubrieron una nueva especie de rana en Panamá a la que nombraron «Greta Thunberg» en honor a la famosa activista adolescente.

En un reciente artículo publicado este lunes en la revista científica ZooKeys, la nueva especie Pristimantis gretathunbergae sp. nov. fue descubierta por un grupo internacional de biólogos liderados por el doctor Abel Batista de Panamá y Konrat Mebert de Suiza en el Cerro Chucantí en Darién, una reserva privada administrada por la ONG ADOPTA Bosque.

El origen de su polémica denominación como «Greta Thunberg» proviene de la subasta por los derechos de los nombres de algunas nuevas especies de la ONG Rainforest Trust, en honor a activistas ambientales.

Su nombre también viene de la relación que mantiene el estatus de esta rana con el cambio climático, una de las mayores amenazas de esta especie, crisis que pretende evitar la joven activista sueca, Greta Thunberg.

Sigue leyendo

Ambiente

Contaminación de hidrocarburos en área protegida Punta Galeta

Publicado

en

Derrame de hidrocarburos contamina el laboratorio marino de investigación del Instituto Smithsonian ubicado en Punta Galeta, Colón.

El Laboratorio Marino Punta Galeta que por más de 60 años ha sido un centro importante para la investigación y extensión de ecosistemas marinos, se ha visto afectado por contaminación importante de hidrocarburos.

A pesar de su importante presencia mundial en el área de investigación, el laboratorio lleva varios años amenazado después de que la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) en el gobierno pasado aprobara dos concesiones de más de 30 hectáreas de mar para la construcción para un proyecto de trasiego de combustibles barco a barco en el Canal de Bahía La Minas, Colón.

El Instituto al enterarse del proyecto, del cual no fueron consultados, no tardaron expresar su preocupación por la posible amenaza de un derrame de petróleo del que nadie se haría responsable.

Realidad a la que se encuentra hoy el laboratorio de investigación, parque nacional y área patrimonio de la humanidad por parte de la UNESCO, el cual amaneció con una importante contaminación de hidrocarburos, que actualmente mantiene un operativo de limpieza en el área y sus alrededores.

«Se pudo evitar. Iba a hacer un desastre ambiental y lastimosamente se dio en otro santuario ambiental»

Rene Gómez, scuba panamá.

Se especula que la barcaza responsable del derrame estuvo anclada en la bahía, pero como era de esperarse, la AMP todavía no ha identificado al culpable del derrame.

Sigue leyendo
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x