Connect with us

Investigaciones

¿Cómo apoderarse de 62 kilos de oro y vivir para contarlo?

Published

on

La diputada de la Asamblea Nacional, Zulay Rodríguez, fue contratada hace unos años para recuperar unas láminas de oro incautadas en el aeropuerto de Tocumen. Sus clientes la acusan de apropiarse del oro junto a otro abogado: Rafael Araúz.

En marzo de 2009, José Luis Penagos; de nacionalidad mexicana, y José Felipe Mendoza; de nacionalidad venezolana, partieron en un avión desde México dirigiéndose a Colombia. 

Para llegar a su destino final hicieron escala en Panamá, en el aeropuerto de Tocumen. 

Pero Mendoza y Penagos no eran viajeros comunes, llevaban 66,4 kgs brutos de oro con ellos (65 kgs neto). Al momento de bajarse del avión en Panamá, fueron detenidos por las autoridades y se les decomisó el oro que traían. 

Penagos asegura que al estar en tránsito, no debía declarar el oro en Panamá, si no en Colombia que era su destino final. Las autoridades hallaron restos de metanfetaminas en el oro.

Aeropuerto de Tocume

La travesía de Penagos y Mendoza fue interrumpida cuando las autoridades panameñas los enviaron a La Joya, centro penitenciario donde estuvieron retenidos hasta diciembre de 2009, fecha en la que fueron sobreseídos del caso y deportados, prohibiéndoles la entrada a Panamá. 

Tratando de recuperar su metal precioso, los extranjeros, por recomendación, contrataron los servicios de los abogados Rafael Araúz y Zulay Rodríguez, actual diputada de la Asamblea Nacional. 

“Se hizo un trato verbal de que se les iba a pagar el 20% del valor del oro que se llegara a recuperar” reveló Penagos a Foco. 

José Luis Penagos

Con la esperanza de poder recuperar lo decomisado, y teniendo prohibida la entrada a Panamá, Penagos y Mendoza le entregaron poderes absolutos a sus abogados.

 Tanto Zulay Rodríguez como Rafael Arauz tenían el permiso legal para realizar todo tipo de trámites a nombre de sus clientes en Panamá.

Con el poder que les fue conferido, los abogados firmaron dos acuerdos de pago sin el conocimiento de los extranjeros, sus clientes. 

En uno establecieron que Penagos y Mendoza le debían a Zulay Rodríguez la suma de 690 mil dólares por sus servicios legales. Este acuerdo lo firmó Rafael Araúz en representación de los extranjeros.

En el otro acuerdo pactaron lo contrario. Zulay Rodríguez, representando a los extranjeros, acordó que estos le debían 990 mil dólares a Rafael Araúz por sus servicios. Todo esto sin el conocimiento de sus clientes, quienes ignoraban que habían adquirido una nueva deuda.

Zulay Rodríguez

En ambos acuerdos se establecía que si los extranjeros no cumplían su parte, se podía dar por terminado el acuerdo y exigir inmediatamente el pago. 

Al poco tiempo, Zulay Rodríguez y Rafael Araúz alegaron que los acuerdos se violaron y comenzaron dos juicios por el incumplimiento de los contratos pactados por ellos mismos, exigiendo inmediatamente sus pagos. 

La ansiada liberación

La batalla legal duró años, entre el 2013 y el 2017 el oro seguía incautado por la Autoridad Nacional de Aduanas, bajo custodia en la bóveda del Banco Nacional de Panamá.

Después de mucho forcejeo, Aduanas liberó las láminas de oro. El abogadoRafael Araúz fue quien retiró oficialmente 62 kgs de oro, junto con Zulay Rodríguez, y su esposo, Álvaro Testa. Cuatro kgs del metal precioso desaparecieron sin dejar rastro.

Aunque fueron contratados para recuperar el oro, sus clientes aseguran que ni Rodríguez ni Araúz han tenido algún tipo de contacto con ellos, ni antes ni después de la entrega del metal precioso. 

“Ya ha pasado más de un año desde que les entregaron mi oro y ellos no han tenido contacto conmigo, ni les veo la intención de hacerlo” contó Penagos, “estos señores hicieron toda una componenda siniestra de robo. Es un robo” 

Según él, Zulay Rodríguez tenía un acuerdo con Rafael Araúz para repartirse el oro una vez fuera liberado.

Ahora, Penagos busca a algún abogado para enfrentarse legalmente a Rodríguez y a Araúz, pero no han conseguido quien quiera participar en la batalla. 

Este medio le envió una serie de preguntas a la diputada Zulay Rodríguez para conocer su lado de la historia, pero no hubo respuesta. 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *